Posturas para meditar

posturas para meditar

¿Sabes cuales son las mejores posturas o poses para meditar? ¿Cómo elegir las mejores posiciones para meditar sin que nos genere lesiones?

Existen diferentes formas de hacerlo correctamente, ya que no existe una sola postura para meditar. Vamos a contarte las 7 principales y explicarte que beneficios tiene cada una de ellas.

1. Postura seiza

postura seiza meditacion

La postura seiza es muy común en meditación así como en artes marciales.

Su traducción del japones significa “sentarse correctamente” y consiste en sentarnos de rodillas sobre nuestros talones.

Es muy natural para los niños, aunque no tanto para los adultos, al principio si nunca hemos practicado la postura seiza nos costará coger el truco y mantener el equilibrio sin esfuerzo.

Seiza es una de nuestras posturas tradicionales favoritas, y que aporta un montón de beneficios para la meditación si la realizamos correctamente.

seiza postura correcta

Debido a que mantenemos los muslos en cierta tensión es una postura especialmente indicada para mantener nuestra atención.

La espalda queda recta y nuestra columna vertebral descansa sobro nuestros glúteos, esto favorece una buena profunda y correcta respiración.

Mucha gente que sufre de lumbalgias encuentra cierto alivio al colocarse en la postura seiza.

La alineación de la columna perpendicularmente al suelo, favorece el flujo de nuestra energía mediante la meditación.

La postura seiza esta recomendada para realizarse sobre una superficie cómoda, algo acolchada.

Podemos colocar un cojín, o esterilla de yoga para reposar más cómodamente y una almohada entre nuestras piernas para acostumbrarnos a la posición.

Con esta postura además de meditar estaremos también cuidando nuestra espalda, nuestra postura, y la cintura.

Os recomendamos probar la postura seiza no solo para meditar si no en actividades como leer, escuchar música o descansar tras el ejercicio.

2. postura del loto

postura del loto

La postura del loto es la más conocida en cuanto a posturas para meditar se refiere, es la que primero nos viene a la mente y más gente practica.

A nosotros nos encanta, la postura de loto es la que realizamos en nuestro día a día, y aunque no hace falta empezar por ella, y cuesta un poco perfeccionar, merece la pena probarla.

Para realizar la postura de loto tenemos que tener la espalda recta, las piernas dobladas dejando que nuestros pies reposen sobre nuestros muslos.

Colocamos primero una pierna y después la otra. En ese momento debemos mantener la espalda recta pero sin tensión.

Esta postura otorga múltiples beneficios a la hora de meditar:

  • Flexibilidad a nuestro tren inferior.
  • Perfecta para realizar meditaciones.
  • Aporta sentimiento de paz y de relajación.
  • Favorece una buena respiración.

Es normal que cueste realizar la postura de loto las primeras veces, e incluso gente que lleva tiempo en la meditación tiene dificultades para ello.

Por ello la postura de loto tiene una variantes mucho más asequible para aquellas personas que estén aprendiendo a meditar.

La postura del medio loto:

En origen es una postura previa preparatoria a la postura de loto, pero puede servirnos para meditar si aun no dominamos la del loto.

Consiste en también con la espalda recta, poner un pie encima de nuestro muslo y dejar el otro debajo del otro muslo.

Consejo si te cuesta colocar las piernas en postura de loto, si has tenido alguna lesión o notas molestia en alguna de tus piernas, coloca esa primero, te costará menos colocarte.

3. Meditar tumbado

meditar tumbado

Aquellas personas que sufren de dolores fuertes en las articulaciones y que no pueden meditar en las anteriores posturas pueden decantarse por meditar tumbado.

Las posiciones para meditar acostado son las mas controvertidas, ya que si no estamos acostumbrados podemos caer dormidos.

Como meditar acostado, posición.

Comenzaremos tumbándonos en un lugar cómodo bocarriba, una esterilla de yoga será un buen aliado en esta postura.

Esta meditación puede realizarse también antes de dormir en la cama.

Extendemos los brazos a lo largo de nuestro cuerpo dejando las palmas apoyadas sobre la cama bocabajo.

O con las palmas apoyadas sobre la cama con las palmas bocarriba.

Una vez acomodados pero alerta, comenzamos con la respiración y a meditar tal y como hacemos en cualquiera de las demás posturas.

4. Posición para meditar de pie

postura meditar de pie

Meditar de pie es la opción alternativa a meditar tumbado para aquellas personas que no puedan realizar las 2 primeras posturas de meditación.

Si te resulta difícil flexionar las piernas, y tumbado pierdes la concentración y caes dormido, meditar de pie es tu opción.

Además también tiene beneficios realizar este tipo de meditación.

Al estar de pie meditando, tendremos mayor conciencia de como fluye el aire y la energía por nuestro cuerpo.

También favorece a aquellas personas que tengan problemas digestivos.

Si estamos descalzos y realizamos la meditación sobre la tierra podremos sentir y crear un vínculo natural con ella mientras meditamos.

La concentración será mayor ya que no la perderemos o caeremos dormidos como sucede en otras posturas si no estamos acostumbrados.

Se puede realizar en cualquier espacio, en cualquier momento durante nuestro día a día.

Además todas estas meditaciones queremos recordaros que se complementan, no hay que elegir solo una manera, se pueden realizar varias y probar sus efectos.

5. Posturas para meditar sentado

como sentarse para meditar

Las diferentes posturas para meditar sentado son las más comunes, antes hemos visto la postura Seiza, postura del loto y postura del medio loto, pero también tenemos otras variantes.

Como sentarse para meditar

Podemos como en las anteriormente citadas, sentarnos en un zafu o cojín para meditar, también en una esterilla o en el suelo.

Pero naturalmente estas posiciones para meditar sentado también puede realizarse en una silla.

Si bien si será recomendado no apoyarnos en el respaldo y mantener siempre la espalda recta.

Nos sentamos en el borde de la silla, con los pies en el suelo, espalda recta sin apoyar en el respaldo.

Manos sobre nuestros muslos, cuello relajado, y cabeza alineada con nuestra columna formando una sola linea recta.

Comenzamos entonces la meditación. Podemos meditar sentados con los ojos cerrados o abiertos,al igual que en las anteriores posturas es nuestra elección.

Si meditamos con los ojos abiertos mantenemos la mirada sin enfocar a nada concreto mientras miramos al frente.

Comenzamos el proceso de meditación centrándonos en la respiración.

6. Postura birmana meditación

postura birmana de meditacion

La postura birmana de meditación es otra muy buena postura, fácil para los que se inician pero apta para todos los niveles.

Nos sentamos sobre nuestro zafutón, esterilla para meditar o done vayamos a realizar la meditación.

Colocamos uno de los pies pegado a nuestro cuerpo lo más dentro posible sin llegar a estar debajo de nuestras piernas.

Y el otro justo delante de el primer pie. Ambos pies reposan sobre el zafu o esterilla, y nada se apoya sobre ellos.

Es tal vez la postura más cómoda para meditar sentado de todas las posturas para meditar que hemos visto aquí.

7. Posición de las manos para meditar

postura manos para meditar

Mucho se habla de las posturas de manos para meditar, cual es la mejor, cual nos da mayores beneficios… Pero nos surge una pregunta, ¿Qué posición de las manos para meditar debemos hacer?

A nosotros nos encanta y siempre solemos realizar el mudra del vacío. es una de las más naturales y que menos distraen nuestra concentración a la hora de meditar.

Colocamos nuestra mano izquierda encima de la derecha, ambas con la palma bocarriba juntando los pulgares.

Formamos con los pulgares una linea que debe ser paralela al suelo. Y las manos las reposamos sobre el vientre y los pies debajo del ombligo.

De todas maneras si te interesa probar otras posturas de manos para la meditación en la imagen superior puedes probar otras.

Posición para meditar de espalda y cuello

Debemos mantener la espalda recta formando un eje perpendicular al suelo. 90º entre suelo y espalda.

Al principio puede ayudar a coger la postura, pero debemos evitar encorvarnos y también el forzar la postura.

El cuello debe estar relajado pero erguido, formando una linea recta con la columna vertebral.

Los hombros al igual que el cuello, relajados y libres de tensión.

Es importante que nuestra posición para meditar sea cómoda y no estemos continuamente intentando corregirla.

Después de todo no podremos concentrarnos en la meditación si no estamos cómodos.

¿Mejor Posición para meditar?

Es una pregunta muy personal, hay personas que les gusta meditar de pie, otras su postura favorita es meditar tumbado, otras la postura seiza.

A nosotros personalmente nos gusta meditar sentados, es la más tradicional y la que realizamos a diario.

SI bien podemos encontrar muchas posturas para meditar acostado, no la recomendamos para aquellos que estan empezando.

Es probable que si no estas acostumbrado y meditas tumbado puedas incluso dormirte, por eso es mejor empezar sentado.

De todas maneras estas posiciones para meditar que hemos visto son posturas de meditación para principiantes y también para avanzados.

No esta realmente contraindicada ninguna para ningún nivel, solamente tenemos que realizarlas correctamente.

Ser capaces de no distraernos de la meditación por muy cómodos o incómodos que estemos.

Poses para meditar sin lesiones

Todas estas posiciones de meditación realizadas de manera correcta van a evitar que aparezcan lesiones a corto o largo plazo, tanto meditar sentado como meditar acostado sin las más cómodas para quienes tengan problemas de espalda.

Cualquier posición para meditar de las que te hemos indicado realizada de la manera correcta evitará lesiones y hasta te ayudará a recuperarte de ellas si las sufres.

¿Cuanto tiempo meditar en cada postura?

Meditamos el tiempo que creamos conveniente, si estamos empezando 5 minutos será suficiente.

Hay quien recomienda poner temporizadores o alarmas, a nosotros no nos gusta ya que si estamos en meditación profunda este sonido nos sacará bruscamente de un proceso de paz y relajación.

Lo que si recomendamos es elegir de entre todas las poses para meditar tu favorita, poner algo de música para meditar, elegir una con una duración del tiempo que vayas a estar 5, 10, 15 minutos…

Y así al terminar la meditación el proceso será más suave y podrás aclimatarte mientras sales de tu estado meditativo sin sobresaltos.

Cojines que nos ayuden con la postura para meditar sentados

Existen unos cojines de meditación que nos ayudan con nuestra postura evitando incomodidadles, dolores y hasta lesiones.

Te dejamos los 3 mejores relación calidad precio 😉

Summary
Review Date
Reviewed Item
Posturas para meditar
Author Rating
51star1star1star1star1star

4 comentarios en “Posturas para meditar”

Deja un comentario