Meditar en casa

aprender a meditar en casa

Meditar en casa es una práctica que todos podemos realizar y con la que podemos obtener fantásticos resultados.

Meditar en nuestra casa es tan efectivo como hacerlo en cualquier centro especializado, retiro o lugar idílico del perdido Nepal.

Para aprender a meditar en casa basta con encontrar nuestro hueco, nuestro momento y realizar la práctica de manera correcta.

Ya te enseñamos la técnica sobre como meditar, ahora vamos a ver 5 maneras de realizar meditación en tu propia casa que seguro no conocías.

como meditar en casa correctamente

Aprender a meditar en casa. 5 técnicas fáciles

1. Enfocar la atención en una vela.

Es una creencia errónea que para meditar se deben tener siempre los ojos cerrados.

La meditación es un proceso en donde entrenamos la mente para estar conscientes y presentes en el momento actual. Cerrar o mantener los ojos abiertos es elección nuestra.

Por ello podemos enfocar nuestra atención en la llama de una vela, mientras respiramos profunda y calmadamente.

Vamos dejando poco a poco que todo nuestro alrededor desaparezca hasta que nuestra atención esta 100% puesta en esa llama de la vela.

Respiramos con el vientre, inhalando por la nariz y exhalando por nuestra boca.

Si nuestra mente si distrae con cualquier cosa que no se a nuestra respiración o la vela, dejamos ir ese pensamiento y volvemos a nuestra meditación.

Esta es una de las principales técnicas del mindfullness y nos ayudará a relajarnos, aclarar nuestras ideas y sentirnos mejor.

2. Tomar conciencia sobre un objeto cotidiano.

La anterior meditación la podemos hacer también sobre cualquier otro objeto cotidiano de nuestra casa.

Si bien es verdad que las velas son muy usadas por su energía y la facilidad que dan a la hora de concentrarnos y entrar en un estado meditativo, también podemos utilizar otro objeto.

Escogemos el objeto que deseemos y centramos toda nuestra atención en el, su forma, textura, color…

Seguro que no nos habíamos parado a observarlo nunca de esa manera, nuestra mente se libera y nos arroja otro tipo de pensamientos.

Esta técnica utiliza nuestra vista, pero también puede ser aplicable a nuestro oído.

Párate a escuchar, continuamente aunque no nos demos cuenta estamos rodeados de sonidos, que no prestamos atención y que con este ejercicio podemos “descubrir”.

Este ejercicio de escucha es muy interesante realizarlo en parques o lugares abiertos, donde hay una cantidad de sonidos aun mayor que en neutra casa mientras meditamos.

Esta es una técnica que se utiliza mucho en el budismo.

3. Contar hasta 10

Como su propio título indica, esta técnica para meditar en nuestro hogar consiste en contar hasta 10.

Contar (preferiblemente con los ojos cerrados) lentamente desde el 1 hasta el 10 mientras respiramos profunda y tranquilamente.

Una vez llegamos al 10 realizamos 3 inhalaciones y 3 exhalaciones normales, y volvemos a repetir el proceso.

Realizamos esta cuenta atrás tantas veces como deseemos.

Esta es una técnica que ayuda a relajarnos y aunque la incluyamos en nuestro artículo sobre meditación zen en casa tambien se puede realizar en cualquier otro sitio.

Nosotros la recomendamos realizar en el transporte público, cuando estamos esperando a alguien que llega tarde, o cuando surge un imprevisto y notamos cierta frustración en nutro interior.

4. Escuchar música

AL igual que en la técnica número 2 podemos utilizar nuestros oídos para meditar.

La música puede servir para relajarnos y para meditar al mismo tiempo, centrar nuestra atención en cada uno de los sonidos y como se complementan entre si formando un todo es un ejercicio que pese a parecer simple puede resultar muy interesante.

Sentir las notas, la vibración, el tiempo, las pausas… Realmente nos consigue meter en la meditación.

Es muy recomendable que la música que escuchemos sea relajante, o incluso música para meditar.

Estas piezas están pensadas para estimular las partes del cerebro que junto con la meditación juegan el papel más importante en estos ejercicios.

5. Observar nuestra propia mente objetivamente

Una de las maneras de meditar en casa que más nos gusta es la de observar de manera plena, consciente y objetiva nuestra propia mente.

Consiste en alejarnos de aquello que nos preocupa o pensamiento que nos aflige y observarlo desde el exterior, desde un punto objetivo.

Observar esto sin implicarnos emocionalmente como un ente externo nos ofrece un punto de vista diferente y la posibilidad de pensar en ello y verlo de forma distinta.

Nos han enseñado desde niños que las emociones son algo que debemos reprimir y que algunas de ellas están mal, y no es cierto.

Todas las emociones son buenas y nos están dando indicadores de que algo sucede, por ello debemos analizarlas y aprender de ello.

Observando nuestra propia mente mientras meditamos en la comodidad de nuestra casa podemos encontrar sentido a porque pensamos ciertas cosas o actuamos de una u otra manera.

Es importante dejar en esta técnica el ego de lado, no siempre tenemos razón, ni debemos sentirnos la capacidad de hacer todo bien.

Debemos ser por tanto críticos de una manera constructiva con nosotros y nuestras decisiones.

meditar en casa

¿Meditación zen en casa solamente?

Esta técnicas para aprender a meditar en casa también puede ser utilizadas en cualquier otro lugar, donde te encuentres cómodo y tenga un tiempo para ello.

Somos conscientes de que la mayoría de veces será en la comodidad de tu hogar pero eso no significa que solo podamos realizar estas técnicas allí.

Ni solamente ni solos, ya que podemos meditar con niños y adultos, hacerlo acompañados de hecho puede ser muy interesante. Y ayuda a generar un hábito.

Cómo meditar en casa correctamente

Como te hemos ido diciendo en otros artículos, la meditación es una práctica muy personal y muy libre en donde sí hay una técnica concreta, pero luego tiene múltiples variaciones en donde nos dejamos llevar.

No existe una sola guía para meditar en casa , igual que no existe un solo mantra para meditar, o una sola postura para meditar.

La meditación no es una ciencia exacta, debe ser algo que fluya con nosotros y salga de nosotros.

Por lo tanto debes ser tú quien con una buena base, logres encontrar tu manera, tu camino y tu estilo propio de meditación.

Al principio es normal que surjan dudas, que te preguntes, “¿Lo estaré haciéndolo bien?”

Nosotros en aprender a meditar estamos para ayudarte a ello. Puedes dejarnos tus consultas en la sección de comentarios más abajo.

Dudas sobre como aprender a meditar en casa, como meditar correctamente o lo que desees.

Intentaremos ayudarte a depurar los principios básicos de meditación y que termines dominando y obteniendo tu propio estilo.

Los beneficios de la meditación y el Yoga serán increibles si instauramos ambas prácticas en nuestro día a día.

También muchas veces pasamos por alto que pueden realizarse en grupo, con familia o amigos.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Meditar en casa
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja un comentario